lunes, enero 29, 2007

Premios Goya 2007

Anoche se celebró la 21ª edición de los premios Goya que, una vez más, retransmitió Tve con algo más de fortuna y audiencia que años anteriores. No hubo demasiadas sorpresas en cuanto a premios, pero sí cambió radicalmente la puesta en escena de la gala.

Esta vez se le encomendó el trabajo a un humorista de éxito, característico por su extravagancia y chulería, Corbacho, y para mí, lo hizo muy bien. Me pareció un acierto la personificación y disfraz de Goya en la figura del presentador que, una vez descaracterizado, jugó con el pintor y su obra por medio de sus estrafalarios trajes. Condujo bien la gala, las parodias de las 4 películas nominadas estuvieron bien, hicieron reír a ese público de excepción por metro cuadrado, y al que seguía la ceremonia (eso sí, con media hora de retardo) desde sus casas. El humor y el conductor fueron grandes aciertos, pero no lo fueron la gran cantidad de pausas publicitarias injustificables y ese recorte de algunos de los comentarios de premios que pueden considerarse menores.



El gran ausente... Pedro Almodóvar. Al final se alzó con los mayores galardones: mejor director y película, así como actriz protagonista, Penélope Cruz, y de reparto, Carmen Maura. El único premio que puede decirse le arrebató Guillermo del Toro fue el de Mejor guión original. Así, pese a la ausencia de Pedro que es demasiado importante como para estar allí y que luego no le den los premios por la atención que recae sobre él como ha insinuado su hermano, Volver fue la gran ganadora de la noche, lo que la hace resarcirse tras no haber sido nominada a los Oscar.

La otra gran triunfadora, sin lugar a dudas, fue El laberinto del fauno de Guillermo del Toro: además del mejor guión original y mejor actriz revelación para Ivana Baquero, acaparó los premios de maquillaje, efectos especiales, ... Ésta sí está como candidata al Oscar, bien sabido es que es una coproducción de México y España. Estos últimos días hemos podido recibir noticias de la polémica con la ministra ya que, en la carrera por los Oscar, se ha apoyado como candidata española a Volver y no se ha hecho mención de El laberinto del fauno. Anoche, pudimos escuchar una y otra vez, a Guillermo y otros galardonados de la misma película ensalzar la hermandad de ambos pueblos, remarcando el trabajo en equipo, ¿por qué será?

Por lo demás, destacar también la película AzulOscuroCasiNegro,tercera más exitosa: con la mejor dirección novel a Daniel Sánchez Arévalo, mejor actor de reparto a Antonio de la Torre y revelación a Quim Gutiérrez. Quizá la gran sorpresa fue el premio a Juan Diego como mejor actor protagonista por Vete de mí, que parecía que recaería sobre Daniel Brühl o incluso Viggo: el veterano actor lo recibió enormemente emocionado y se acordó de la profesión y sus compañeros.



Esto dio de sí la gala que avanza en el buen camino si se corrigen esos abusos. Ahora falta esperar a ver que sucede en los Oscar con Pe (ayer descubrimos que sabe leer en dos ocasiones :-)) y con el Laberinto del Fauno. Por cierto, el turolense Navarrete se quedó sin el Goya por la música de esta última, que es preciosa por otro lado. Aquí tenéis el palmarés completo. No sé, quizá a vosotros estos Goya no os convencieron y pensáis, más bien, que el sueño de la razón de algunos de sus creadores produce monstruos... Por cierto, vimos a Aménabar entregando el Goya al mejor Director, qué bonito si lo hubiera recogido Almodóvar: Alejandro, ¡vuelve ya!



miércoles, enero 17, 2007

Globos de Oro 2007

La madrugada pasada pudimos conocer a los ganadores de los Globos de Oro 2007. Sorpresas, algunas... Se echa en falta algún galardón más a la película Babel que sólo se ha alzado con el máximo reconocimiento, a la mejor película. Scorsese ha conseguido el premio al mejor director, ¿será capaz de repetir resultado en los Oscar? Difícil por los precedentes. Tampoco sé desde cuándo Eddie Murphy va ganando Globos de Oro, pero bueno... Mientras esperamos a los Goya y los Oscar, ya cercanos, aquí tenéis el palmarés de la ceremonia:


-Mejor película (drama) Babel, de Alejandro González Iñarritu

-Mejor director Martin Scorsese, por Infiltrados

-Mejor guión Peter Morgan, por The Queen

-Mejor actriz (drama) Helen Mirren, por The Queen

-Mejor actor (drama) Forest Whitaker, por The last king of Scotland

-Mejor película (musical o comedia) Dreamgirls, de Bill Condon

-Mejor actriz (musical o comedia) Meryl Streep, por El diablo viste de Prada

-Mejor actor (musical o comedia) Sacha Baron Cohen, por Borat

-Mejor película en lengua extranjera Letters from Iwo Jima, de Clint Eastwood (USA)

-Mejor actriz de reparto Jennifer Hudson, por Dreamgirls

-Mejor actor de reparto Eddie Murphy, por Dreamgirls

-Mejor película de animación Cars, de John Lasseter & Joe Ranft

-Mejor banda sonora Alexandre Desplat, por The painted veil

-Mejor canción The song of the heart (música y letra de Prince Rogers Nelson), de Happy feet, rompiendo el hielo.

Y ahora sí que, tras unos problemillas técnicos, aprovecho para colgar el trailer de Babel. Además, una vez descuartizada la trama, el vídeo se entenderá mucho mejor, ¿verdad, Elros? ;-)




martes, enero 09, 2007

Babel *****


Hacía mucho tiempo que no veía una película de este calibre. La última película de Alejandro González Iñárritu, Babel, que ha llegado a nuestras pantallas hace unos días, es contundente, inteligente y dura en su digestión.

Babel completa una trilogía que Iñárritu ha definido como dedicada a las relaciones paterno-filiales. A ésta se unen Amores perros y 21 gramos, que no son ya sino dos cuentas pendientes de visionado dado el buen sabor de boca e impresión que me causó la última.

Babel es, ante todo, un trabajo en equipo, y un trabajo serio, que pretende hablar de la humanidad. El título no es gratuito, Babel, la torre de Babel donde se hablaban tantas lenguas y era imposible entenderse. De eso trata esta película, de un mundo en el que muchas veces es imposible la comunicación y la comprensión entre las personas, y no exclusivamente por dificultades con el idioma, sino por la terrible intolerancia o la injusticia. Todo esto llega a los ojos del espectador en un perfecto entretejido de Iñárritu y el guionista Arriaga que se compone de cuatro historias entrelazadas en cuatro escenarios diferentes: EEUU, México, Marruecos y Japón. El espíritu de la película es el de la multiculturalidad, y la diversidad (que la VO de la película, rodada en los correspondientes idiomas, seguro plasmará enriqueciendo aún más a la película, para quien pueda disfrutarla) pero también la igualdad, la necesaria igualdad y fraternidad del ser humano.

EEUU: la gran potencia mundial. Un matrimonio en crisis (Pitt y Blanchett) deciden realizar un viaje a Marruecos para intentar arreglar su relación. Dejan a los niños a cargo de su ama de toda la vida. Una vez en Marruecos, una bala perdida herirá de gravedad a la mujer mientras viajan en el autobús y su marido se verá obligado a luchar contra el egoísmo del resto de pasajeros que quieren abandonarlos en un pueblucho sin recursos, y es que claro: cuando se sale de la ruta turística y del placer es duro y difícil contemplar la realidad y la verdadera miseria del pueblo. EEUU aprovecha para apuntar a un inverosímil terrorismo y, todavía más lejos, dificulta la labor de asistencia médica a su ciudadana estadounidense. Gran escena: la gratitud, la bondad y el altruísmo de los lugareños frente a esas cámaras y focos, frente a esa frialdad del mundo "avanzado" que no hace más que preocuparse por conseguir la instantánea de la herida llegando al hospital...

México: el ama Amelia (Adriana Barraza) lleva toda su vida criando a los hijos del matrimonio, pero necesita librar sólo un día para asistir a la boda de su hijo en México. Sucede el accidente, y esto es imposible. Ayudada por su sobrino Santiago (Gael García Bernal) decide llevar a los niños a la boda. He aquí, qué fácil es cruzar la frontera de EEUU a México, pero que difícil volver a cruzarla en sentido contrario. La violencia de la policía estadounidense, hablando en plata, las ganas de buscar las cosquillas, conducen al abandono en el desierto de Amelia con los dos niños, perdidos, cercanos a la muerte y el incierto pero nada halagüeño sino de Santiago. Amelia, arrestada, será repatriada...

Marruecos: en las pequeñas aldeas dispersas por el desierto se vive del pastoreo, es una vida tranquila, alejada del artificio, del ruido y de lo urbano. También es una vida sin recursos. Un arma irrumpe en esa tranquilidad, y lo que parece un inocente juego de puntería de dos niños (con cierta similitud a Caín y Abel simplificando: el bueno y el malo) se convierte en la llegada de la muerte y la desgracia a sus vidas. Hieren a la estadounidense y, pese a su arrepntimiento, la rebelión acaba en sangre inocente, y en una familia desmembrada.

Japón: una joven sordomuda (Rinko Kikuchi) lucha con un trauma o frustración, ningún hombre la quiere y, por extensión, no quiere mantener relaciones sexuales con ella al descubrir su "problema". Esto la lleva a llamar la atención, a desnudarse y ofrecerse y provocar a los hombres. A todo ello se suma el dolor por el suicidio de su madre y la ausencia y escasa comunicación con su padre, el responsable de que el arma del accidente llegara a Marruecos.

Ya sé que he desmigajado toda la película pero es que no podía hacer menos, Babel me llegó al fondo, y me tocó la moral. Tratará de la necesidad de una buena relación de padres e hijos, pero es mucho más, es un canto a la tolerancia, a la comprensión, en un mundo actual lleno de desigualdades, de ambición y egoísmo que poco a poco se está convirtiendo en una nueva torre de Babel.

Como era de esperar, Babel ha obtenido abundantes nominaciones a los Globos de Oro, siete: mejor película, director, guión, música y actores secundarios: Brad Pitt, Adriana Barraza y Rinko Kikuchi. Verdaderamente lo merece. Y espero que este año se alce con el Oscar: Babel es, en mi opinión muy superior a una película que también me gustó Crash, que se alzó con el del año pasado pero que era más inverosímil y dulcificada. El ritmo y el tratamiento de Babel es impecable, sutil y sibilino.

Sin duda, IMPRESCINDIBLE.

sábado, enero 06, 2007

Cenicienta


Y tras doce meses de propuestas culturales de todo tipo que hemos compartido con todos vosotros, Ireth y yo cerramos, escénicamente hablando, nuestro inolvidable 2006 en el Teatro Principal con la nueva y recién estrenada producción del Ballet Carmen Roche: Cenicienta.


Rompiendo con toda línea tradicional, nos encontramos con una adaptación para pequeños y mayores que huye de estereotipos y no duda en sustituir hadas madrinas por magos, carrozas por monopatines, o narradores omniscientes por proyecciones de niños de entre 3 y 7 años que nos guían con su inocencia y humor en la trama y los cuadros escénicos al mismo tiempo que nos cuentan sus particulares ideas sobre el amor o la felicidad.

Con una estética moderna y elegante fuera de los barroquismos de Perrault, asistimos a un montaje vitalista, optimista, donde la apocada protagonista del cuento es ahora una chica positiva que supera las adversidades a ritmo de una gran coreografía de Tony Fabre (codirector de la CND) guiada por la música de Sergéi Prokófiev.

Un estupendo balé (sí, la RAE nos dejar usar las dos formas) que une lo clásico con lo actual, que agrada a todos los públicos, que entretiene y enternece, te hace "mayor" si eres niño y te retorna a la infancia si la abandonaste hace bastante tiempo,... un balé que sencillamente te hace sentir bien.


Un precioso punto y aparte artístico que cerró el año que acabamos de abandonar para dar lugar a un nuevo párrafo por escribir, nuestras vivencias del 2007, ¿las seguís comentando con nosotros? ;-)

Feliz año nuevo a todos!!