jueves, octubre 18, 2007

Fama. El musical



Anoche pudimos disfrutar de la última función del musical Fama en el Teatro Principal. Y digo disfrutar, porque estuvo verdaderamente bien, nada que ver con el del año pasado, Cabaret (del que ya publiqué un post en su día con un significativo título: "Cagaret").




El musical es la adaptación de la serie Fama, que no he visto, pero de la que todos conocemos algo o, por lo menos nos suena la canción.





La función duraba 3 horas, con un pequeño descanso, pero en ningún momento se hizo larga. Y viendo estas cosas, se aprecia cuántas cosas sabe hacer la gente: actuar, bailar, tocar instrumentos, ... levantar las piernas de un asalto y llegar con ellas hasta la cabeza!


Hace unos días, para el Pilar, leí una crítica en el Heraldo en la que no se ponía muy bien este musical y donde se tachaba a los bailerines de actuar mal. La verdad es que yo pienso que estuvieron bien, y lo que sí es cierto, además, es que algunos tenían unas voces prodigiosas. Aunque estaba prohibido grabar parece que hay algo de material por ahí, como esta canción (aunque con algunos actores diferentes):




Uno de los números o coreografías que más me gustó fue la del claqué.


Por lo demás, algunos tópicos: algo de discriminación racial, por obesidad, y algunos actores en su papel con la hormona adolescente demasiado subida. Sobre esto creo que puede dar una buena opinión Fergus.



Además, ellos disfrutaron y se dejaron la piel (por cierto, que por ahí estaba una de las malas de la mítica Al salir de clase, Cristina Castaño, en el papel de profesora). El público acabó aplaudiendo entusiasmado y, cuando todo parecía haber terminado, Carmen (personaje) dijo al público: "¿Queréis más?" y volvió a entonarse el tema principal, convirtiéndose el teatro y el patio de butacas en una especie de discoteca o disco-móvil con los actores bailando entre el público.




Muy bueno.


2 comentarios:

Fergus el Destructor dijo...

Me ha hecho mucha gracia la intro de la serie, creo que soy capaz de identificar a los personajes principales.

Una obra bastante buena, no pensaba yo que el teatro podía ser tan "actual", me imaginaba que todo eran Valle-Incláns y Shakespeares y salí del teatro gratamente sorprendido (y bailando ;-)

Lo único que no me gusto es,como ya comentas, lo estereotipado (para mal) de algunos personajes al negro solo le falto decir que se iba al campo a recoger algodón y a la gorda solo le falto devorara sobre el plato a alguno de sus compañeros de reparto.

Obra a obra me empieza a gustar mucho esto del teatro.

Ireth dijo...

Bueno, bueno, y Shakespeare también hubo, con la escena de Romeo y Julieta :-P, últimamente esta obra está en todas partes jeje.

Me alegro de que te esté gustando el teatro, y eso que los musicales son diferentes (siempre se espera menos de la "interpretación"). Aún quedan cosas diferentes por ver.

La verdad es que lo de los estereotipos sí que estaba exagerado, pero era parte del humor, desde luego, ¡cuánta crueldad hay por el mundo! jajajaja.

Además, dieron ideas de cánticos muy emocionales para los fines de carrera ;-).