sábado, marzo 12, 2011

El Don Juan Tenorio del Teatro del Temple


Esta semana podéis disfrutar en el Teatro Principal de Zaragoza de la versión del Teatro del Temple del Don Juan Tenorio de Zorrilla. Una apuesta que, en principio, parece arriesgada sabiendo la actualización de la misma, ahora ambientada en los años 70 y 80.


La obra, dirigida por Carlos Martín, pretende renovar este clásico de la literatura española y universal. En palabras de la propia compañía:



"Nuestra adaptación pretende quitar prejuicios sobre la obra, rompiendo los moldes morales y estéticos sobre los que se ha dado en construir su puesta en escena.

El personaje de Don Juan, da indudablemente para muchas interpretaciones, pero no es nuestra intención reescribir el texto de Zorrilla sino aceptarlo en sus hallazgos y sus trampas. Aligerándolo, eso sí, en sus momentos más ideológicamente ejemplificadores, especialmente en el tramo final de la obra.

Es así como nuestra idea es acercarlo a un mundo recargado, extremo y esteticista de la noche occidental contemporánea, donde vemos un cierto paralelismo con la intencionalidad de los personajes".

Ayer tuve la oportunidad de comprobar el resultado, y la verdad es que me encontré con una adaptación solvente y muy acertada. Se conserva el texto y el verso, hecho que no chirría en ningún momento con la ambientación y la escenografía que muta de forma dinámica, sencilla y original sin crear pausas ni interrupciones. Un Don Juan chulesco que nada tiene que envidiar al original de Zorrilla. En conjunto, la obra es redonda (lo único que no me acaba de convencer es la primera escena tras el descanso con la escultora, que pierde un poco la intensidad), y ayer hizo las delicias del público que aplaudió efusivamente al finalizar.


El guión viene acompañado de un gran trabajo actoral. Cabe destacar la labor del protagonista, Francisco Fraguas en el papel de Tenorio. Cuando supe que iba a interpretar ese papel me extrañé de dicha elección, acostumbrada a sus papeles cómicos en Antena Aragón y en alguna otra obra. Sin embargo, me llevé una grata sorpresa, ya que logra una gran interpretación, cambiando de registro y consiguiendo un Don Juan sólido y contundente. El resto de actores, que desempeñan varios papeles, también están a la altura.

En definitiva, una versión que merece la pena ver, para los amantes de este clásico y del teatro en general. Así que ya sabéis, aún podéis disfrutar de la función este fin de semana, ya que se halla en cartel hasta el 13 de marzo.



2 comentarios:

Fergus el Destructor dijo...

Queda sorprendente bien, el texto de la obra clásica, con la puesta en escena, la música y la ropa setentera... ¿nueva versión de un clásico, innovadora y fiel al original? Ojalá un día pase con los remakes de las películas de mi infancia.

Ireth dijo...

Me alegro de que te gustase la obra, sabes que me hacía especial ilusión ir a verla. Pues sí, ojalá algunos remakes cinematográficos tuviesen esta calidad porque a veces parece que han perdido la originalidad.