viernes, octubre 13, 2006

"CAGARET"

Y llegó el Pilar a Zaragoza, y con él Cabaret al Teatro Principal... Lleno total. Opiniones, para todos los gustos: desde los impresionados y satisfechos en grado sumo, a las personas que abandonaron sus butacas.

Mi opinión... El musical dejó algo que desear. Un espectáculo largo (dos horas y media con descanso) que llegaba a aburrir. Los números musicales con coreografía buenos, donde yo veía el fallo, en las interpretaciones, poca carne en el asador.

Siempre me quedaré con la duda: ¿cantaban? ¿o era todo un playback al que ponían movimiento? El sonido y la voz eran demasiado perfectos, sin un fallo ni deje, respiración o carraspeo, ¿es posible en un número considerable de actores? Marta Ribera, Victor Masan, Jesús Cabrero, Patricia Clark, Paco Lahoz, Manuel Rodríguez, etc.

Destaco la interpretación del maestro de ceremonias, el más acertado a mi entender que se ganó al público interactuando con él y sacando al escenario a una joven y un peñista.

No he visto la película, es una cuenta pendiente, pero para Elros el mensaje quedaba algo perdido y difuminado. La vida de Alemania en tiempos del nazismo es como un cabaret. Además de esto, hay un juego continuo con la homosexualidad.

Aún queda algún día para disfrutar de la función (o no). Lo que sí es cierto es que los actores son amables con los zaragozanos. El otro día se les podía ver de madrugada tras dos cansadas sesiones hablando con aquel que se les acercaba. Todo era alegría y besos, el espíritu de Kit Kat Club se les ha debido meter dentro...

Cada cual que haga lo que quiera, yo me lavo las manos.

7 comentarios:

Julia dijo...

Hola Ireth!!
Estoy de acuerdo contigo... a mí me dejó un poco fría, me esperaba algo más, la verdad. Pero creo que sobre todo es por la protagonista, que cantará muy bien, pero lo q es actuar...le faltaba garra. No sé si Natalia Millán, la anterior protagonista, lo haría mejor...

Eso sí, desde luego el mjor con diferencia el maestro de ceremonias! Pedazo de baile que se marca con el mono!! Jaja! Buenísimo!!

Elros dijo...

Queridas mías... (uy, creo que esto lo veremos en unas semanas Ireth!)... pues el tema lo habéis centrado muy bien, por muy musical que sea la obra nunca se debería dejar que una bailarina sin aptitudes para la interpretación (Marta Ribera) tomase un papel protagonista, ni que un actor, aceptable por cierto, (Jesús Cabrero) que no canta ni en la ducha tuviera que entonar ni el "cumpleaños feliz"... O acaso para arreglar una tubería llamamos a un mecánico porque los dos van con mono azul...

Pero bueno, todos nos hemos entretenido canturreando las cancioncillas los días posteriores a la representación... y más les debió de doler a los que pagaron 40 euros en patio de butacas, ¿no?...

Fernando dijo...

Permitidme opinar sin haber visto este musical ni ningún otro (no es un género que me atraiga, aunque igual algún día voy a uno y me encanta). Yo pienso que estamos en un momento de implantación de este tipo de espectáculos en España y por eso contratan a actores que cantan poco o cantantes que no actúan bien. Y puede que por eso también flojeen los argumentos o las puestas en escena... Supongo que al pasar el tiempo y visto el éxito que están teniendo, irán surgiendo especialistas en el género y se podrán ver muy buenos musicales.

Pero todo esto sin haberlo visto eh, que me consta que hay quien salió de la obra cantando y bailando y con un extraño deseo de convertirse en cabaretera/s :-P

Anónimo dijo...

¿Por quién va eso último Fernando?

Elros dijo...

Uy... ¿no es un poco incoherente pedir identidades cuando uno no muestra la suya?...

Fernando dijo...

Mi comentario está hecho con todo el cariño y, por supuesto, sin ningún ánimo de ofender. Si así ha sido, pido disculpas y retiro lo dicho. Sólo lo citaba como ejemplo de que sí ha habido personas a las que les ha gustado la obra, y a modo de guiño afectuoso. Para quien quiera recibirlo, claro.

Un abrazo!
(Espero no traer la discordia a este blog tan pacífico, querida anfitriona Ireth :-S

Ireth dijo...

Tranquilo Fer, que todos sabemos de tus buenas intenciones. Pero que si hay alguna batallita no pasa na tampoco jeje.