viernes, diciembre 08, 2006

En un lugar de Manhattan


En un lugar de Manhattan... vivían dos lesbianas que se amaban a pesar de la dura presión que ejercía sobre ellas la omnipresente mirada discriminatoria y babosa de un rebaño masculino estúpido. Ésta es la propuesta del Quijote vanguardista de la argentina Gabriela Ossini (Pilar Sáenz) para la compañía de actores que dirige, que no aceptan demasiado bien esta versión. Pero la aparición de una gotera en la sala de ensayos y otros problemas fontanerísticos en las duchas de los vestuarios provocarán la aparición del fontanero Don Alonso (Ramón Fontserè) y su ayudante Sancho (Pep Vila), provenientes de un hospital sanatorio y verdaderas encarnaciones de Don Quijote y Sancho Panza.

Ésta fue la suculenta versión y adaptación de algunos episodios del Quijote de Cervantes que el público pudo disfrutar en el Teatro Principal de Zaragoza durante diez días a cargo de Els Joglars con En un lugar de Manhattan bajo la dirección de Albert Boadella.

Y no puedo menos que alabar esta obra, verdadero espejo, en mi opinión, de las reacciones que provocaba el Quijote cuando se publicó, en pleno siglo XVII, entre las gentes de la época. Y es que, lo que no se debe olvidar es que era una novela que movía a risa y despertaba las carcajadas de todos aquellos que oían su lectura por lo anacrónico de un caballero en un mundo en que los libros de caballerías se iban apagando.


Hoy, en pleno siglo XXI, y después de numerosas versiones e interpretaciones del Quijote a lo largo de los siglos y las corrientes artísticas y literarias, Els Joglars, consigue, a través de una mirada contemporánea y actual en la que tienen cabida Star Wars, el nacionalismo vasco o King Kong (entre otros), la plasmación de la verdadera esencia de la obra de Cervantes. Y se deja de tantas tonterías que nada o poco tienen que ver con él.

Así, mediante la parodia del proyecto de la argentina, Els Joglars despliega todo un conjunto de efectos y juegos, en los que vemos cómo la compañía de actores, así como hacían múltiples personajes del Quijote, se disfrazan y provocan a los dos pobres fontaneros recreando varias escenas como la de los galeotes o los molinos de viento para desquiciamiento de la dire. Don Alonso, enloquecido por las lecturas del Quijote, motocicleta y llave del veinte en mano, se batirá contra todos los malandrines y tuberías plúmbeas.

Todo aquel amante de Cervantes y el Quijote no debería perderse esta imprescindible obra. A destacar el trabajo de toda la compañía y, especialmente, el de los actores que encarnan a Don Quijote y Sancho. Y es que a veces sucede que yo también llevo a Elros a ver unas cosicas...

5 comentarios:

charrabís dijo...

Bueno, por una vez que puedo opinar, lo haré, pero poco.

La obra me encantó. Los actores bien. Quizá la pareja de Sancho y Alonso los que mejor se lucieron.
¡El tema de la gotita todo un logro!:)
La capacidad de mezclar mundos y críticas una seguida de otra increible, como siempre.
El papel de la filología hispánica un poco por los suelos.
La escenografía lograda.
Para una obra que veo desde hace tiempo, creo que he acertado. Se lleva buena nota.

Por cierto, menudo remojón que me llevé!

Un saludo a todos.

Ireth dijo...

Hombre Charrabís, ¡cuánto tiempo hacía que no se te veía por estos lares!

Pues sí, fue una gran obra, con letras mayúsculas. Y, por lo que ceuntas del remojón, veo que tú la disfrutaste desde las primeras filas del patio de butacas!

Eso sí, para nada pienso que el papel de la Filología Hispánica quedase un poco por los suelos, sino todo lo contrario.

Un saludo!

Elros dijo...

Pues para mí, sinceramente, ha sido la sorpresa grata de lo que llevamos de temporada.

Una gran obra donde Boadella demuestra su dominio de "El Quijote" y parodia la incultura literaria y las aberraciones adaptativas de "el libro" , en la que yo sí que veo, Charrabís, un guiño y apoyo a la filología.

Ramón Fontserè demuestra una vez más su capacidad interpretativa (viéndole, en algunos momentos yo llegué a rememorar a Fernando Fernán Gómez o a nuestro querido Rafael Álvarez, "el Brujo") y sus compañeros no se quedan a la zaga.

De lo mejor de este curso en el Principal!!... Aunque la Sardá sigue imbatible por ahora...

Gracias Señora Tía!

Ireth dijo...

A la Señora Tía también le recordó a su querido el Brujo. ¡Sorpresas te da la vida Elros! :-)

No puedo dejar a todos los asiduos del blog sin que conozcan un gran descubrimiento que hizo Elros tras ver el cartel de la función: sólo tenéis que echar un vistazo al cartel y podréis comprobar cómo "Manhattan" está separado en "Man", "Hat" y "Tan", con lo que tenemos un juguecito de palabras que no parece nada gratuito:

-Man: 'hombre'
-Hat: 'sombrero'
-Tan: 'bronceado'

Qué casualidad: reminiscencias del baciyelmo de don Quijote. ¡Magnífico Elros! ¡Qué gran estilo filológico ;-)!

Elros dijo...

Ja,ja,ja,ja!... a lo que llega uno por culpa de la obsesión con el comentario de textos, ¿no?... Pero bueno, qué te voy a contar a ti! ;-)