sábado, julio 21, 2007

Teruel existe... y DINÓPOLIS también!




Ayer tuve la oportunidad de vivir algo parecido a un viaje en el tiempo. Así que, de buena mañana, partimos rumbo a Teruel para visitar Dinópolis en los polémicos autobuses fletados por Renfe ante la ausencia del tren y que todos los días ocupan alguna que otra página del periódico (de hecho, al llegar allí, nos esperaba una cámara de Tve, supongo que por ese tema, pero no tuvimos el honor de ser entrevistados).

Una vez en Teruel, cogimos otro bus para llegar a nuestro destino: Dinópolis.

Puedo decir que no defraudó. Tenía una motivación especial para hacer este viaje, y sólo el Museo Paleontológico que alberga en su interior el parque temático, ya merece realmente la pena.

En el Museo, antes de comenzar la visita, se puede ver a través de unas cristaleras, el trabajo del equipo de paleontólogos que, actualmente, está trabajando en la reconstrución del dinosaurio más grande de Europa, encontrado en Riodeva, y del que se puede ver algo en la muestra.

El Museo está dividido en 3 partes:

-La Sala del Mundo Acuático

-La Sala de los grandes dinosaurios

-La Sala de los mamíferos


Los esqueletos expuestos son realmente impresionantes: una tortuga gigantes que hace sombra a la Morla de La historia interminable, una reconstrucción de un Tiranosaurus rex, un mamut o, mi preferido, un Brachiosurus de 12 metros de altura. Pero Fergus podría hablaros mucho más de dinosaurios que yo.


Además, Dinópolis cuenta con otras atracciones o actividades que, aunque se dirigen a los niños, están muy bien: teatro, un espectáculo con un T-Rex hembra, cine 3-D o un interesante Viaje en el tiempo, entre otros.


En fin, una experiencia muy recomendable. Incluso tuvimos tiempo de hacer algo de turismo por Teruel y ver al famoso y diminuto Torico en la plaza en obras.

Ya sabéis, si vais a Dinópolis, no olvidéis que está prohibido darles de comer a los dinosaurios. Y, lo mejor de todo, seréis recibidos amistosamente por el entrañable Dinoel.

4 comentarios:

Fergus el Destructor dijo...

Hacía mucho que quería ir a Dinópolis y no me decepcionó.

El viaje en el tiempo, la guarida del rex... todo muy bien, mención especial a la visita al museo, si hubiesen puesto la banda sonora de Parque Jurásico cuando estaba frente a los restos de alguno de esos fabulosos animales alomejor incluso hubiesen conseguido hacerme derramar alguna lágrima.

Un gran agradecimiento a viajes Ireth por la genial preparación y organización del evento, un viaje fantástico de principio a fin, desde que montamos en el autobús camino a Teruel hasta que bajamos de él otra vez en Zaragoza.

Ireth dijo...

No hay de qué Fergus, Viajes Ireth se complace de su agradecimiento porque siempre trabaja por la comodidad y satisfacción del viajero, cuidando el más mínimo detalle jeje.

Pues sí, parece que a los responsables de la música de los exteriores de Dinópolis les gustaba más la BSO de la gran Cristal oscuro o la graciosa y pegadiza musiquilla de los hobbits de ESDLA (otra película con siglas ;-P), no sé cuál hubiesen puesto en el Museo de haberla.

Fernando dijo...

Yo después de ver Parque Jurásico para rato me meto en un sitio de esos. A ver si van a cobrar vida. Sobre todo después de visitar hace un mes el sitio donde guardan los toros del encierro en Pamplona. Eso sí que se parecía a la peli. Vaya folclórico me ha quedado.

Espero que estés pasando muy bien verano Ireth (and company, claro). Un abrazo!

Ireth dijo...

No tienes nada que temer Fer, los dinosaurios de Dinópolis eran muy pacíficos y happies jeje, incluso el T-Rex, famoso por lo sanguinario (aunque quizá no fuera así), se dejaba acariciar.

El verano va estupendamente bien, viento en popa y a toda vela :-) ¡Espero que el tuyo también! Un abrazo.