lunes, abril 14, 2008

Diario de una filóloga en su fin de carrera

El pasado viernes, 11 de abril, tuvo lugar uno de los acontecimientos irrepetibles de mi vida (a no ser que alguna vez me dé por estudiar otra carrera), mi fin de carrera. Bueno, el mío (de Filosofía y Letras), el de Ciencias y el de Ecónomicas, todos juntos en el Sella.



Un frío bastante majo hasta llegar al Sella y un aire que complicaba bastante las cosas cuando no se está acostumbrada a ir de punta en blanco y tienes dificultades con un chal escurridizo.

Y, ya en el Sella, ahora sí que puedo decir, comprobando con la carta del Paso, que el menú no fue el mismo: esta vez dorada en vez de merluza y postre con un genial y entrañable caracolito en vez de canutillo de arroz con leche.

Tras la cena, las fotos de rigor en una bonita escalinata del salón con dos lunas. El equipo de filólogos completo:

Y todas las filólogas, algunas de las cuales reivindicaron su condición femenina independiente y acudieron solas al evento (¡lo que se perdieron!):

Y después, sin novedad, baile con la llegada de amigos y supervivencia con los zapatos y los infinitos cubatas que te salpican a lo largo de la noche.

En definitiva, una velada perfecta, inolvidable y en inmejorable compañía.

Ah, y por supuesto, a la vuelta, otra vez frío, menos mal que mi cortés y caballeroso ingeniero estaba para abrigarme con su chaqueta ;-)

Queda narrado mi fin de carrera, ahora queda esperar la narración desde el punto de vista de un ingeniero, seguro que mucho más interesante y divertido.

Cuatro ingenieros y un infiltrado ;-)

4 comentarios:

Fergus el Destructor dijo...

Me conformaré con que mi post esté a la altura, que ya sabemos por las estadísticas y comentarios que tu blog es más interesantes y divertido ;-).

Me lo pasé genial siendo tu acompañante en esta velada inolvidable y como yo tampoco quiero reivindicar mi condición femenina independiente la semana que viene será un placer ejercer de anfitrión en mi propio Fin de Carrera.

Este mes será el primero de mi vida que me pongo más veces traje que chándal... tu también te pondrás más veces traje, pero por poco (2 frente a 1 ;-).

Ireth dijo...

Me alegro mucho de que no reivindiques tu condición femenina ;-P

Será un placer acompañarte en tu noche, a ver qué se siente al estar rodeada de tanto ingeniero jeje.

Bueno, bueno, seguro que te pondrás más veces chandal que traje este mes, pero lo que es seguro es que yo me lo pondré un día, la palabra es la palabra (nooooooooooo, por qué me... :-S) jeje.

Aitor dijo...

Como diría Barney, de "Cómo conocí a vuestra madre": SUIT UP!

Hay que ver que sexys estábamos. Una pena que por culpa de cierta aerolínea tenga que repetir look en mi propio fin de carrera...

Ay que ver, si es que nos hacemos viejos. No sé a tí pero a mí estos cinco años de carrera se me han pasado en un suspiro. En fin, esto es el fin de una era... pero que gran era!

Ireth dijo...

No conozco esa serie pero la expresión suena muy bien jeje!

Si es que somos de un fotogénico! No pasa nada porque repitas, ya sabes que el look que llevas te da cierto aire mafiosillo ;-)

A mí también se me han pasado en un visto y no visto, no sé si es el final de una era, pero si la de estos últimos tiempos ha sido inmejorable la que entre, siguiendo así, seguro que es aún mejor.