lunes, diciembre 15, 2008

Bunbury, Lo demás es silencio

Como él se ha alejado temporalmente de los escenarios en alguna ocasión, voy ahora a hacer como él y con este post dejaré de escribir por algún tiempo de Bunbury por no repetir tema tanto, pero cuando vuelva volveré con más fuerza como siempre hace él.

Y voy a escribir sobre el libro Enrique Bunbury. Lo demás es silencio de Pep Blay, uno de los mejores regalos que me ha hecho Fergus por lo mucho que me ha hecho disfrutar y descubrir.

Bunbury desde sus inicios hasta el comienzo de la gestación de su último disco Hellville de Luxe con más de la mitad del libro dedicado a su paso por Héroes del Silencio.

Música, drogas, alcohol, México, Alemania, Los Ángeles, rupturas, colaboraciones, canciones, sentimientos... y también literatura, porque si una cosa he descubierto es que las letras y la vida de Bunbury en toda su trayectoria está marcada por la literatura: Baudelaire, Gil de Biedma, Panero, ... comenzando por su nombre Bunbury, personaje de La importancia de llamarse Ernesto de Wilde, un personaje que presentaba dos personalidades opuestas, y terminando por la creación de la editorial Chorrito de Plata.

Un libro muy bien llevado y escrito con la estructura, en cierto modo, de un cd en el que, además de conocer la historia del cantante, puedes descubrir qué hay detrás de sus letras, qué opinan de él sus amigos o compañeros de profesión, etc.


Y es que llama la atención, y hace ilusión, encontrar algunas coincidencias y descubrir que compartes intereses con alguien a quien admiras, que tienes "algo en común" aunque haya tantas otras diferencias: que hace tiempo te llamó mucho la atención Elefantes y no sabías que Bunbury los había producido, que a él le gusta Gimferrer del que una vez pensaste hacer un descubrimiento algo esotérico, que el autor ha puesto un título de Monterroso al libro, etc., etc., etc.

Es un libro que me ha hecho valorar mucho más su música y, sobre todo, a Enrique, a romper esa imagen arrogante que tanto ha dado la prensa.

Y si hay algo que queda claro es que Bunbury es un inconformista que busca la perfección, el cambio, el viaje, la fusión, que lo mismo te canta una ranchera que el "Quiero ser como tú" de El libro de la Selva en su proyecto alternativo Los Chulis.

Quiero aquí cerrar el homenaje dando muestra de esta búsqueda de ritmos con tres vídeos de una misma canción, "Infinito", una de sus mejores canciones sin lugar a dudas. Me quedo, sin lugar a dudas, con la primera versión que ya me emocionaba antes y ahora aún más tras conocer su historia:







A partir de ahora, lo demás es silencio, por un tiempo...

7 comentarios:

Fergus el Destructor dijo...

Me alegro de que te haya gustado tanto el libro y de que haya ayudado a aumentar tu admiración por Bunbury (y de que le hayas dedicado un gran post :-).

Si tu lo elogias es que es realmente bueno, alomejor te piden que hagas una reseña para alguna publicación...

La canción es muy buena en todas sus versiones y los videoclips muy interesantes, las apariciones de la banda de música en el segundo y de la mariposa en el tercero son muy curiosas.

Ireth dijo...

Gracias de nuevo!!!!

El libro es bueno y muy entretenido, me gusta las opciones que ha elegido el autor para narrarlo y estructurarlo. Jeje, quién sabe...

La canción es genial. La segunda versión, como habrás comprobado, es la mariachi, y la mariposa que dices a mí, desde que vi el videoclip siempre me ha recordado a la mariposa de "La novia cadáver" de Tim Burton aunque no tengan nada que ver.

eneri sunday dijo...

hola maria,
me alegra leerte y más si es de bunburi. que pena que no todo el mundo comprenda lo genial que es! y la de infinito es mi cancion preferida, o casi!

Ireth dijo...

Hola eneri! Me alegra mucho leerte por aquí, y más aún descubrir que compartes afición conmigo.

No entiendo por qué hay gente que ha renegado tanto de Bunbury tras dejar Héroes. A mí la verdad es que siempre me ha gustado musicalmente mucho más Enrique en solitario.

Mi canción favorita es "Sí", por todo, y por lo alegre y movida, luego está "Infinito", y otras, es que hay tantas tan buenas...

Aitor dijo...

A mí la de "sí" me parece genial, aunque después de eso perdí bastante el interés (antes tampoco le había hecho mucho caso, jeje). Después de escuchar "infinito" igual le doy otra oportunidad.

Lo de leer sobre su vida, ya no. La no-ficción no me entra nada bien. Tengo metida en la cabeza que sólo la escriben los que no tienen suficiente talento para ser novelistas (prejuicios, supongo).

Puestos a comentar todo, me alegro que os fuera bien en Barcelona, en su momento andaba con otras preocupaciones en la cabeza y no os interrogué como debería; y un abucheo para las galletas del piedra-papel-tijera. Las únicas galletas que sirven para jugar son las de los dinosaurios ¡Me encantaban de pequeño!

Un beso!

Ireth dijo...

Hombre Aitor, ya echaba en falta tus comentarios :-)!

Dale otra oportunidad, yo creo que no te arrepentirás, si tu Criterio Único es bueno no lo harás :-P. A la hora de escuchar, te recomiendo mis discos favoritos que son "Pequeño" y "Flammingos" (aunque éste ya lo conoces), y el nuevo, "Hellvile de Luxe": "Si no fuera por ti" y otras como "El hombre delgado que no flaqueará jamás" me parecen joyitas. Ya me contarás. No sé si habrás visto los rescates de la derecha, a lo mejor te hacen gracia.

Jaja, yo también comía muchas veces galletas de los dinosaurios pero no jugaba con ellas, ya me contarás tus aventuras. Y Barcelona, como no podía ser de otra manera, genial :-)!

Anónimo dijo...

hola, yo tambien estoy de akuerdo kontigo, bunbury es simplemente maravilloso