domingo, enero 03, 2010

Avatar ***/*

Avatar, de James Cameron, es ante todo una película para ver y, a poder ser, en 3D.


Como dice todo el mundo, Avatar es una película que había que ver después de tiempo y tiempo escuchando que iba a revolucionar el concepto del cine en 3D. El resultado, que está haciendo una taquilla increíble.

¿Defrauda? En mi caso no. Técnicamente es una película impresionante, ahora ya, cuando nos vamos a la historia canta otro gallo. El guión, la historia, no es muy original, una historia de amor, tolerancia y superación al más puro estilo de Pocahontas o Bailando con lobos como ya han señalado muchos.

Lo que más vale de Avatar es Pandora: sus paisajes, criaturas y habitantes difícilmente superables y de una gran riqueza. Hoy he leído en el periódico que, como ya pasara con el élfico de Tolkien y El señor de los anillos, se ha puesto de moda hablar la lengua de los Na'vi, esos seres tan entrañables azules.

El reparto está a la altura. El incoveniente, muchas veces parece que estemos asistiendo a escenas que no son necesarias en absoluto para el curso de la historia y que se han diseñado exclusivamente para ser vistas, para admirar su belleza. En ese sentido, creo que Avatar ha abierto una gran veta artística que nos proporcionará grandes experiencias cinematográficas y sensoriales de seguro. A esa brillantez estética y técnica se le unirá la narrativa que cojea un poco aquí.




Sabemos que Avatar pasará a la historia. No os la perdáis.

6 comentarios:

Fergus el Destructor dijo...

A mi también me parecieron excelentes los efectos especiales, lo que me sorprende es que casi todo el mundo se vea decepcionado por la parte argumental.

A mi no me llena, pero pensaba que encantaría a los que les va el rollo naturaleza con indias felices.

A ver que experiencias cinematográficas y sensoriales trae el futuro :-).

Ireth dijo...

La verdad es que la película está muy bien, lo que me sucede con ella, a diferencia de otras que también me han gustado, es que una vez vista no me apetece volver a verla en bastante tiempo, y eso que a pesar de las 3 horas tampoco se me hizo especialmente larga.

Seguro que nos esperan experiencias increíbles ;-).

Aitor dijo...

la historia más genérica no podía ser, y los personajes parecen comprados al kilo... pero vamos, que sí, que muy bonito todo el envoltorio.

De todas formas, a mí el 3D no me termina de convencer. No me parece que aporte demasiado a nivel cinematográfico. Un par de escenas de "ohhh, mira que 3d es todo", y luego a estar ahí molestando... las escenas con mucho movimiento quedan bastante mal, y las cosas desenfocadas también quedan raro...

Ireth dijo...

Jeje, veo que al final has sucumbido Aitor.

No sé, yo no me di cuenta de esas partes borrosas, y tampoco encontré al comienzo escenas que mareaban como habían dicho antes de que fuese a verla.

¡Póngame un kilo de muñequitos azules oiga! jaja

Aitor dijo...

Conste que fui invitado, así que me mantuve fiel a mi plan de no darle dinero a James Cameron sólo porque la sociedad me obligue (...más o menos) :p

Ireth dijo...

Jajajaja. La sociedad es una gran dictadora... de tendencias Aitor.