lunes, mayo 07, 2007

La fuente de la vida ***

La fuente de la vida: "una historia de amor como Romeo y Julieta... pero cósmica", estas son las palabras con las que Rachel Weisz, protagonista del film, define la película. Esta frase ya nos puede llamar la atención, o por lo menos a mí lo hizo. Y luego ves cómo la crítica está dividida en dos sectores: los que alaban la labor de su director Darren Aronofsky y los que arremeten contra ella. Bueno, luego creo que también está Aitor que se sitúa al margen de todos ellos con su Criterio Único y que espero que nos ilustre con su opinión.

En fin, que lo que quería decir es que se trata de una película polémica, de las que te gustan o detestas. Tengo que decir que a mí me convenció: aúna la reflexión sobre la vida y la Muerte con elementos de ciencia-ficción y fantasía. ¿Se puede pedir más? Bueno sí, a todo ello se unió una gran compañía.


Intentaré no destriparos la película: tres historias, pasado-presente-futuro, vertebradas en torno a la historia de amor de una pareja. Podría decirse que la actual es la central: un científico busca por todos los medios un remedio para el cáncer de su mujer y así evitar su muerte. El pasado: un conquistador del XVI viaja a América en busca del árbol del elixir de la vida eterna. El futuro: un hombre que vive en una burbuja intenta resucitar a su amada en un árbol.

Me gustó la estética de la película, en especial la historia del XVI, y eso que había ciertas excentricidades como un inquisidor oscuro que intenta hacerse con toda España y va pintando el mapa con su propia sangre, ¿verdad, Fergus? Y, si algo me llamó también la atención es la metáfora del hombre y el árbol, el hombre que se convierte en árbol (o en planta con florecitas).


A destacar la interpretación de Hugh Jackman al que, además, le sienta muy bien el look del XVI. Me iniciaba en el trabajo de este director con esta película, así que no he visto sus obras de culto como Réquiem por un sueño o Pi.

La fuente de la vida es un trabajo arriesgado, con historias que se entretejen y muchos hilos que vamos uniendo a medida que avanza la historia, una historia bella a la vez que trágica.

Moraleja: no hay que pensar tanto en el futuro y preocuparse más por disfrutar del momento presente al máximo, así que ¡carpe diem!

3 comentarios:

AITOR dijo...

Ejem. Puesto que ha sido aludido de forma directa, El Criterio va a pronunciarse.

Tengo que decir que a pesar de tener una premisa original, unos actores más que correctos y una cierta personalidad estética, creo que la película fracasa estrepitosamente. Me temo que ni todas sus virtudes son capaces de arreglar un guión totalmente hueco. Y no me refiero a que no tenga mensaje, sino más bien a la ausencia de trama, de contenido.

La película muestra sus cartas en los primeros diez minutos de metraje, y entre ese momento y el desenlace, no pasa absolutamente nada. No hay desarrollo de personajes, no hay trama, NADA. Es como si la película fueran simplemente tres escenas (no demasiado bien conectadas, también hay que decirlo), como si el proyecto se hubiera quedado en una fase muy inicial de su desarrollo.

No pasaría nada si esto sólo le ocurriese a las partes del pasado y el futuro, pero desde luego la parte del presente, el hilo conductor, necesita mucha más sustancia para sostener la película.

El Criterio ha hablado. ;)

Fergus el Destructor dijo...

Ohh! que post tan cuco y piropesco, casi parece una de esas típicas conversaciones del Messenger/GoogleTalk.

La película me gusto, especialmente para el tipo de circunstancias en las que fui a verla creo que era un film ideal.

Además recibí una gran lección de historia, no conocía yo a ese tal Inquisidor Oscuro. ¿Por qué las enciclopedias intentan ocultar la figura de este gran hombre?.

Por supuesto ya le he votado como el español más importante de la historia.

Ireth dijo...

Bueno Aitor, no estoy de acuerdo en que el guión esté totalmente hueco, aunque sí es cierto que la parte que más me atrajo de la historia fue el comienzo. Creo que no está tan mal construido y que hay una serie de guiños contantes: como el anillo, el árbol, los tatuajes, quizá todo gire en torno a estos tres símbolos que van unidos. Podría haberse hecho más sí, pero creo que la película merece realmente la pena.

Fergus, no creo que te hagan mucho caso los del ranking, pero de existir seguro que ese inquisidor tan maligno hubiera estado en la lista :-).