miércoles, noviembre 14, 2007

Ranma y Akane en el Salón del Manga de Barcelona

Hace ya casi dos semanas que, desoyendo los grandes problemas de comunicaciones en Barcelona por el dichoso AVE, Fergus y yo (Ranma y Akane) visitamos el XIII Salón del Manga que se encontraba en La Farga, en Hospitalet de Llobregat, del 1 al 4 de noviembre.

Afortunadamente, y aunque perdimos a gente por este problema, nosotros no tuvimos ninguno: autobús-metro-metro-autobús, sin aglomeraciones ni nada que se le parezca.

Nunca había estado en este Salón, y la verdad es que me encantó. Por supuesto, fuimos disfrazados, es una gran sensación la de ir hacia allí en un metro en el que todo el mundo va así y lo extraño es ir vestido de calle, y ver a cientos y miles de personas con los más variopintos disfraces de personajes Manga, en una especie de procesión, algo que no se puede ver todos los días.

El Salón constaba de 3 recintos pero sólo pudimos ver uno, el de las tiendas (y algún juego y taller) porque el resto estaban con el aforo completo, desbordados. Allí nos encontramos con el juego de mesa al que suelen jugar siempre en Ranma, pero la verdad es que no pillamos muy bien la mecánica.

Como decía, disfraces de todo tipo que yo, en su mayoría, no conocía (me quedé en las series de mi infancia jeje) pero que Fergus me aclaraba rápidamente. A los que sí reconocí, y eran de lo más curioso es a los Lemmings, los de aquel gracioso videojuego.

Otra de las cosas más gratificantes es que la gente va haciendo fotos por ahí, y a veces te piden que si te pueden hacer una foto. Yo no pude resistirme a fotografiarme con los protas de mi otra serie favorita, Sailor Moon.

Una vez visto todo lo que nos dejaron ver, partimos al tour que hace todo visitante del Salón, las numerosas tiendas especializadas en la materia que hay por Barcelona. Increíbles, en Zaragoza no hay nada que pueda compararse. A destacar, la planta baja de Norma dedicada al cine, como para quedarse a vivir allí (aunque dormir ahí daría algo de yuyu).

Llama la atención que, cuando vas disfrazado, muchas personas te preguntan por las tiendas o cosas del estilo para que los orientes jeje, qué cosas.

Y no dio tiempo para mucho más: un día magnífico. Y, cómo no, no podía volver sin P-Chan, mi Ranma me obseguió con mi querido cerdito ;-)

3 comentarios:

Fergus el Destructor dijo...

Lo pasé genial viéndonos transformados en Ranma y Akane por un día, el Salón y las tiendas estuvieron geniales e incluso el viaje en autobús y la orientación por la ciudad (asuntos en los que estoy acostumbrado a tener las mayores dificultades en mis viajes) fueron de 10. Otro gran éxito de viajes Ireth.

Yo tampoco regresé con las manos vacías de mi viaje, gracias a mi Akane desde ese día un Mr. T (a escala Ireth ;-) asiente desde mi mesilla.

AITOR dijo...

Ohhh, que mono el P-Chan, yo también quiero uno! Bueno, di que mi Totoro es mucho mejor, especialmente desde que se ha vuelto maño.

En fin, menos mal que no has incluido las fotos "subidas de tono" de la sesión de carlos, porque si no igual se te llenaba el blog de admiradores otakus ;)

Ireth dijo...

Muy graciosillo Fergus... lo dices por el tamaño de la cabeza o por la estatura?! ;-P Bueno, bueno, no se sabe quién tiene más éxito, si el corto o Viajes Ireth jeje!

De eso nada Aitor, es mucho más mono P-Chan (y es mío! :-P). Esas fotos son "privadas" jeje, ya hay suficiente con los anónimos!