miércoles, julio 05, 2006

Una de cine... siempre Bogart


Yendo por la calle esta tarde me ha venido a la cabeza el diálogo de una película que vi hace unos meses, La burla del diablo de John Huston con guión del mismo y Truman Capote, y protagonizada por Humphrey Bogart.

Bogart siempre ha sido famoso por su dureza y sus dotes de seducción que le hacían irresistible a todas las mujeres (o actrices). Podéis imaginar la película con los típicos clichés y la estética de la época, es de 1953. Lo que me llamó la atención entre otras cosas, es este diálogo que aquí reproduzco. (Tenéis que enmarcarlo entre un hombre y una mujer que apenas se conocen, ambos casados, que pasean simplemente por un puente):

Ella: He visto americanos en la calle, y en el cine, claro, pero nunca había hablado con uno. ¿Usted es el típico americano? Es importante que lo sepa.

Bogart: ¿Por qué importante?

Ella: Hay dos razones para enamorarse: una, que el objeto de tu afecto sea distinto a los demás: un ser único como Lord Byron. Y la otra, que sea como los demás, sólo que superior: Harry [es su marido], por ejemplo, es el mejor de su especie.

Bogart: Ya que lo pregunta, soy un típico ser único.

Ella: ¿Cuánto tiempo vivió aquí?

Bogart: Más que en ninguna otra parte: dos años.

Ella: Pero, cuando era pequeño, ¿no tenía madre ni padre, ni casa, ni calle, ni pueblo?

Bogart: No, yo fui huérfano hasta los veinte años, luego una mujer bella y rica me adoptó.

Ella: Ahora yo no creo que es usted un médico sospechoso. Le están esperando en algún punto de África, sagrado para los nativos. Va a fundar un nuevo imperio y a apoderarse de las riquezas del mundo. Pero necesita una preciosa reina rubia para impresionar a los africanos, como una reencarnación de la reina de Saba. Por eso me está haciendo el amor.

Bogart: ¿El amor?

Ella: Pues claro. Yo no salgo con desconocidos a ver el paisaje. No lo cree, ¿verdad?

Bogart: Yo de usted me lo creo todo.

Ella: ¿Ah sí?

Bogart: De verdad.

Ella: Pues hace mal, sabe, no se lo aconsejo... Ahora ya puede hacerme el amor.

Sobran las palabras... gran diálogo.

3 comentarios:

JoseAngel dijo...

Pues sí, pero demuestra también que sólo somos irresistibles (Bogart o quien sea) para las que están decididas a no resistirse. Me ha gustado lo del típico ser único.

Fer dijo...

¡Genial diálogo! Prometo ver la peli pronto. Me encanta ese Bogart tipo duro, cínico pero, en el fondo frágil. Gracias!

Ireth dijo...

Sí, joseangel, esa frase paradójica es muy buena, y la verdad es que la chica no necesitaba que le insistieran mucho...

Y Fer, la peli está bien, no es una maravilla ni una de las grandes pero tiene unos momentos y golpes muy buenos.

Un saludo!