sábado, abril 21, 2007

Apadrina tu palabra

Muchas veces se ha comparado al lenguaje con los seres vivos, es decir, como ellos, las palabras nacen, crecen, se desarrollan, se reproducen, envejecen y mueren.

Pues bien, ahora, una iniciativa de la Escuela de Escritores y de la Escola d’Escriptura del Ateneo de Barcelona permite apadrinar palabras en vías de extinción, con motivo de la celebración del Día del Libro el 23 de abril. Como ellos explican muy bien su intención, corto y pego la introducción de su web:



"Chigre, balde, tendal, bochinche, gaznápiro, trápala... Nos van faltando dedos para señalar todas esas cosas que se convierten en espectros del pasado porque la palabra que las nombra desaparece.


La Escuela de Escritores y la Escola d'Escriptura del Ateneo de Barcelona quieren celebrar el Día del Libro proponiéndote una labor de amor a la lengua: apadrinar palabras en vías de extinción o, para predicar con el ejemplo y rescatar del desuso el término exacto que las designa, palabras obsolescentes.

Todos, quien más, quien menos, tenemos alguna palabra asociada al corazón, adscrita a la memoria, eco de nuestra infancia. Chiquilicuatre, locatigüisquis, pintiparado. Una palabra que hace años que no oyes y sin embargo te pertenece. Saltimbanqui, querubín, cáspita. Una palabra que, desde luego, no consentirías que nadie te arrebatase. Abarloar, organdí, zarzaparrilla. Una palabra, al fin, que te gustaría que siguiera viva cuando ya no estés.

Queremos que nos ayudes a salvar el mayor número posible de esas palabras amenazadas por la pobreza léxica, barridas por el lenguaje políticamente correcto, sustituidas por una tecnocracia lingüística que convierte en "técnicos de superficie" a los barrenderos de toda la vida o perseguidas por extranjerismos furtivos que nos fuerzan a hacer 'outsourcing' de recursos en lugar de subcontratar gente.

El próximo día 23 de abril, con las palabras más apadrinadas por ti y por todos los internautas que participen en esta iniciativa, crearemos un nuevo hábitat donde quizá este año no estén las palabras más bellas, pero sí las más necesitadas: en reservadepalabras.org las encontrarás siempre que quieras, y también lo harán tus hijos y tus nietos, para no tener que señalar con el dedo aquello que designan".


Por supuesto y, como no podía ser de otra manera, esta iniciativa viene avalada por personalidades del mundo de la política y de la cultura española. ¿Tenéis curiosidad por saber las palabras que han elegido nuestros dirigentes y otras celebridades?

José Luis Rodríguez Zapatero, Presidente del Gobierno, ha elegido la palabra: andancio, es una 'enfermedad epidémica leve'. La he elegido porque es una palabra leonesa.

Mariano Rajoy, Presidente de PP, ha elegido la palabra: avatares. Por las siguientes razones: Avatares, el plural de la palabra avatar, es una palabra sonora que está cayendo en desuso. Además de significar fase, cambio o visicitud, también contiene la acepción de reencarnación o transformación, vestigio de su origen sánscrito: "avâtara".

Gaspar Llamazares, Coordinador General de IU, ha elegido la palabra: coloniales. "Elijo esta palabra porque en tiempos de tantos 'super market', tantos 'after' o tanta 'fast food', cuando todavía paso por algún casco antiguo y veo que se conservan esos rótulos de las viejas tiendas de ultramarinos donde, en teoría, se empezaron vendiendo productos de Oriente o de América para acabar siendo luego la imprescindible tienda del barrio, no puedo evitar sentir cariño, nostalgia y acordarme de muchos seres queridos".

Carmen Calvo, ministra de Cultura, ha elegido la palabra: pundonor.

Juan Marsé, escritor, ha elegido la palabra: damajuana, ‘garrafa’.

Luis Eduardo Aute, cantautor y pintor, ha elegido la palabra: empero, ‘sin embargo’.

Enrique Vila-Matas, escritor, ha elegido la palabra: zarandaja.



Ya veis que hay gustos para todo. A mí, personalmente, me gustan las palabras que poseen gran sonoridad, así que si apadrinara me quedaría con términos como saltimbanqui o pizpireta, o con los entrañables gamusinos, ¿a quién no le han intentado engañar de niño proponiéndole ir a cazar gamusinos?

Espero vuestras propuestas y preferencias.

16 comentarios:

AITOR dijo...

¿Desde cuando avatar y colonial están en desuso? Si hasta en los foros de internet, las imágenes que se pone la gente se llaman avatares.

Además, si la realidad cambia, también lo tendrá que hacer el lenguaje. Cualquier otra cosa es quedarse anclado en el pasado.

Fernando dijo...

La de Zapatero es de risa. Que un presidente apadrine una palabra que se refiere a una enfermedad infecciosa pasajera ( y encima leonesa como él) no deja de tener su gracia metafórica. Lo divertido será saber si dura 4 u 8 años.

Yo me quedo con "anacoluto", que suena genial. Hay un profesor de latín de la Facultad que cuenta que en sus clases de sintaxis latina explicaba el anacoluto con textos panfleteros del SEI como ejemplo. Llamaba a la autora de tales perlas, por su contumacia en el uso de este error, "María del anacoluto". X-D

Un abrazo, Ireth! (Ya no me acuerdo ni de tu cara...) :-P

Ireth dijo...

Eso mismo pienso yo, Aitor. Yo creo que, especialmente los políticos, no han pensado en palabras muy en desuso que digamos, lo que pasa es que hablan de aquellas que les interesan políticamente por su significado y, así de paso, se hacen propaganda.

Fer, ¡muy buena tu interpretación de la palabra de Zapatero! ;-) Pues vaya ejercicio más interesante hace vuestro profesor de latín. Buena palabra, pero que quede claro que yo no tengo nada que ver con esa "María del anacoluto" jeje.

Ah, y Fer, no me digas eso hombre! A ver si nos vemos.

Un beso a los dos.

Fergus el Destructor dijo...

A mi me gustaría apadrinar un nombre propio, yo lo escucho mucho a mi alrededor pero me entristece pensar que esa no es la tónica general.

"Fergus" es un nombre precioso, ponganselo a sus hijos y serán guapos, inteligentes y con una gran personalidad.

Ireth dijo...

Hombre Fergus, tu propuesta de apadrinamiento no podía ser menos jeje.

La verdad es que Fergus es un nombre muy bonito y con una gran historia legendaria detrás. Porque se escapa de la Filología Hispánica, ¡que si no le dedicaba la tesis!

JoseAngel dijo...

Este Rajoy debe ser que no visita mucho la web, y no conoce los avatares de la palabra avatar...

Ireth dijo...

Pues sí Jose Ángel, sucede que muchas veces los políticos, cuya labor es gobernar al pueblo, viven en otra esfera diferente a éste y, luego pasa lo que pasa con el choque con la realidad de algunas de sus respuestas.

olaia dijo...

Hola, me he encontrado con tu blog porque estaba buscando imágenes de Plushenko, y me he parado a leerlo. Es muy interesante este tema, así que también me animo a opinar ( espero que no te importe).

Estoy de acuerdo en que la palabra avatar no está en desuso, ni con la acepción que tiene la que eligió Rajoy ( por lo menos yo la escucho con mucha frecuencia:"avatares de la vida"), ni con la acepción que se le da en los foros a la imagen que te identifica como usuario, no?

A mí también me gusta mucho las palabras que tú has elegido. Sobre todo me hace mucha gracia la de pizpireta, jeje.

Bueno, pues encantada de opinar en tu blog.

Ireth dijo...

Hola Olaia! Muchas gracias y bienvenida al blog!

Cómo va a importarme!? Mi blog está para eso, para que comente todo el mundo que quiera y, cuantos más seamos, pues mejor.

Espero que te hayan servido las fotos de Plushenko.

Yo creo que a Rajoy alguien debió de decirle que dijera esa palabra porque si no no se explica... ¡Cosas de políticos!

Un saludo... y ya sabes, ¡escribe siempre que quieras!

Dani dijo...

Pues he echado un vistazo a mi libreta y me he encontrado tres palabras bastante raras que he debido de apuntar en algún momento, quién sabe por qué.

Santojeras: ¡no aparece en el DRAE y no recuerdo ni su significado ni su contexto!

Baciyelmo: :-)

Vagamundo: mucho mejor que vagabundo, ¿a que sí?

Ireth dijo...

Hola Dani! Pues lo de "santojeras" es un enigma, yo es la primera vez que lo oigo.

Ya sabes que en lo de "baciyelmo" te apoyo totalmente jeje (aunque también apadrinaría expresiones como "¡Leoncitos a mí!", me encanta esa frase).

"Vagamungo" evoca más que "vagabundo". Y, ya puestos, para filólogos, siempre me han gustado esos neologismos que se inventaba el satírico Quevedo:

"Matusgóngorra", "alcamadres", "güetastías", "caraluisa" o "sacagüelas" ;-).

AITOR dijo...

Y luego nos llamareis frikis a los ingenieros...

Ireth dijo...

Las palabras pueden parecerte frikis o raras Aitor, pero son preciosas jeje!

Habrá que dejar de hablar de frikis ingenieros, filólogos, etc., si los hay (habemos) por todas partes!

Álex Segrelles dijo...

Llego tarde para apadrinar, pero me habría quedado con "martingala" o "templanza" (ésta última más común, pero creo que bastante en desuso en nuestro día a día cotidiano).

Ireth dijo...

Bienvenido Álex! Me ha llamado la atención "martingala", era una palabra que no había escuchado nunca, pero su significado(s) es muy interesante.

Álex Segrelles dijo...

¡Gracias, Ireth!