miércoles, enero 18, 2006

De orgías literarias


De orgías literarias... de poesía, de novela, de música y literatura, de opiniones, de impresiones, de sentimientos, del exilio, de la soledad, de descubrir a compañeros poetas... en fin, de literatura en general. De todo eso he podido aprender en una sola hora esta mañana.


Algunos ya sabéis qué es la "orgía literaria" (otros la viviréis dentro de unos meses), para los que no, imaginaos una hora de clase en la que los alumnos son los que toman la iniciativa, hacen lo que quieren, todo aquello que se les pase por la cabeza y quieran compartir siempre que tenga que ver con la literatura. De ahí lo orgiástico de las diversas voces.


Y he dicho de literatura en general, pero mejor aún, en este caso de Poesía. Hablé de ella hace poco, es curioso y extraño: en la actualidad es el género que menos vende y cuenta con un sector reducido de lectores, sin embargo, hoy ha ocupado la mayor parte de la hora: quizá por su ritmo, su musicalidad, porque conecta más con la interioridad del lector,... Y es que tenemos a la Poesía olvidada... Un problema, como siempre, es el mercado y las reglas que impone. Lo que vende genial pero ¿y lo que no? Lo más probable es que grandes obras poéticas queden en el recuerdo del que las escribe, acumulando polvo en un cajón. Gracias a un compañero-poeta he podido descubrir una web en la que están colgadas poesías (pero también cuentos, reflexiones) de poetas célebres y anónimos que pueden establecer un diálogo, una buena forma de sacar a la luz e intercambiar opiniones con gente que, como nos pasa a muchos, ojalá sólo de momento, no puede publicar en papel sus obras y, por tanto, no puede difundirlas a la gente, no puede acceder al mercado, qué poco me gusta esa palabra (¿pero realmente quién puede acceder hoy en día a él y a qué precio?).


Es curioso también que, últimamente Neruda anda bastante presente en mi vida: la obra de teatro que reseñé en otro post, las versiones musicales de mi recorrido musical (desde villancicos y romances a Panero)... y hoy, otro compañero-poeta me ha traído a la luz una carta suya que desconocía, "La carta en el camino" de su obra Los versos del capitán, que no ha dejado a nadie indiferente, y también me ha traído a Lorca y Nueva York.


Hemos terminado con una visión particular de La casa de los espíritus de Isabel Allende, donde está muy presente la política, una visión venida de Inglaterra.


En fin, con esto sólo pretendo hacer ver que actividades y experiencias de este tipo deberían ser mucho más frecuentes (sobre todo en facultades de Letras) porque son tremendamente enriquecedoras. Ayudan a ampliar horizontes, a abrir los ojos a nuevos campos, y qué mejor que de la mano de personas que tienen en común una orientación académica y que quizá no intercambian sus gustos literarios o creaciones artísticas sin iniciativas como ésta. Os lo recomiendo a todos, de verdad. Charrabís, algo parecido a nuestros encuentros mensuales (o a veces de más tiempo jeje) con nuestros relatos sobre las dos mismas palabras sacadas de un periódico que dan resultados tan diferentes, pero esto aún es más dispar.


Para terminar, que ya empiezo a divagar como me pasa a menudo, volviendo al recorrido musical de esta mañana, quiero rescatar el poema de Leopoldo Mª Panero "La monja atea", para entroncar con el post que tanto éxito tuvo y tanto dio que hablar y discutir en mi "difunto" blog: Epitafios célebres. Para qué... pues para remover un poco y hacer reflexionar a partir de la composición de un poeta que escribe desde la locura (o no). En homenaje también a Rickky que tanto escribió en él y que lo rememora con frecuencia, y para recordar que tenemos un café-debate pendiente.

La monja atea

Las monjas adoran a su Dios que no existe

mientras el Papa aprieta el gatillo

y dice Dios no existe

es una imaginación de la Iglesia

que está muriendo poco a poco

los ateos lloran al pie de una estatua.

Y el mundo dice Dios no existe

es una imaginación del Papa

mientras los ateos

lloran y lloran por su belleza perdida

y Dios ya no existe

está llorando en el Infierno.

Ésta es la estatua entera de la nada.

Leopoldo Mª Panero


Un saludo a todos.

3 comentarios:

Rickk dijo...

Saludetes.

Jo, pues no estaba informado hasta ahora de lo que dices de encuentros de poesía. Si no fuera por ti... pa ratos me enteraba, je, je. Pos ya miraré a ver... y si no, cuando sepas que va a haber uno, ya me avisarás, plisss.

Me volvéis a honrar una vez más al colocar los epitafios en mi honor. ;) Yo, como siempre digo, siempre hay un momento para el café, aunque ahora justamente, casi mejor después de exámenes, je, je. Pero bueno, saludetes y un trago a vuestra salud. Nasdarovia!

Ireth dijo...

Hola! No, no son encuentros de poesía. Ha sido la despedida de una asignatura de Literatura Hispanoamericana, que el último día el profesor propone siempre la orgía literaria en la que los que quieren pueden leer textos suyos, de autores que les gustan, representar, ... Ya podrían hacer más eso.

De todas formas sí existen ciertos encuentros de poesía en la Facultad, creo que se llaman "Los jueves poesía" o algo así, y los organiza el chico que dirige la revista de Filosofía y Letras Eclipse y la editorial Eclipsados, traen a poetas. Yo aún no he ido a ninguno.

Un saludo

P.D.: Sí, sí, el café mejor después de exámenes... ;-)

Rickk dijo...

Ah, oki, oki. Jo, pues sí que es cierto... lo podrían hacer más a menudo... Pero bueno, a ver si me informo por ahí pues... aunque mejor que tú no me informa nadie, je, je. Saludetes.