domingo, enero 08, 2006

Una propuesta... de misterio



Desde hace ya unas semanas en el nuevo Canal Cuatro asistimos todos los domingos pasadas las 22:30 a un nuevo programa de Cuarto milenio, presentado y dirigido por Íker Jiménez. En él se abordan casos y fenómenos sobrenaturales, enigmas sin resolver (cada día tres diferentes y cada bloque separado por pequeñas noticias o fotos y documentos que envían los televidentes y que los expertos del programa analizan).

Lo bueno de este programa es que se plantean las cuestiones desde un punto bastante objetivo: acuden antropólogos, miembros de la policía, historiadores, padres de la Iglesia, ... con la intención de mostrar el mayor número posible de puntos de vista. Habrá gente que no creerá en estos fenómenos pero está claro que hay enigmas que no tienen una explicación clara, acudamos a fuerzas mentales o energías que desconocemos...

Es una buena opción para conocer algo de este campo sin recaer en la superstición barata. No hay que olvidar que Íker se declara escéptico. Los casos que abordan con documentos gráficos y audiovisuales normalmente se basan en el programa que también tiene en la radio "Milenio3" en la Cadena Ser, pero aquí el testimonio se enriquece mucho más (también proceden de las investigaciones recogidas en sus libros como Enigmas sin resolver). Íker tiene también una web propia.

Esta noche se abordarán los siguientes temas: algunos de los enclaves sagrados que los templarios edificaron en España (como la iglesia de Vera Cruz cuya foto esta en la parte inferior), apariciones en Badajoz de un ser ensotanado que aparecía y desaparecía ante los testigos, la “pantaruja” y las ceremonias de ‘zombificación’.

3 comentarios:

Rickk dijo...

Oye, pues no me había enterado. Esta tarde espero que no se me olvide echar un vistazo a ver qué tal es el programa (ya sabes lo que me interesan estos temas).

Lo que más me gusta de todas estas "apariciones fantasmales" es cuando llegan los reporteros escondidos y filman a una mujer disfrazándose de la virgen María, cogiendo una linterna y haciendo creer de noche al resto del pueblo que es el espíritu de dicha muerta, je, je.

Salud.

Fergus el Destructor dijo...

Bueno, bueno...

Que callado te tenías este fabuloso post.

Menos mal que he decidido dar un paseo por tu blog, que sino me pierdo esta maravilla.

¿Estuvieron al final las "zombificaciones " a la altura de las expectativas?, supongo que al menos serían de lo más oscuras.

Ireth dijo...

Vaya paseíto te has dado Fergus! :-)

Pues ni me acordaba de este post, sí de otro en mi blog antiguo que hablaba del caso del edificio Duende de Zaragoza que está enfrente del Rollo, así que puedes verlo cuando quieras jeje.

Lo de las zombificaciones estuvo bien: era de la santería, que drogaban a personas hasta dejarlas prácticamente muertas, con lo que parecían zombies sin voluntad, pero no era como en las pelis porque estos eran incapaces de hacer nada.