lunes, febrero 06, 2006

Munich ****


Una vez acabados los exámenes (por fin!) y tras una amena y divertida comida, qué mejor manera de acabar la tarde que viendo Munich de Spielberg. Aun sabiendo que esta vez iba a encontrarme con un Spielberg más político pensaba que sería más light y, de verdad, la película es dura (mucho) y cruenta. Y, a la vez, muy buena, no os la deberíais perder, eso sí preparaos para darle vueltas al coco y salir congestionados.

Spielberg reconstruye los asesinatos selectivos de Israel tras los atentados de los Juegos Olímpicos de Munich '72. El director manifiesta "Condeno lo que sucedió en Munich y mi película es un tributo a la memoria de esos atletas de Israel que fueron asesinados. Pero no quiero simplificar la historia en buenos y malos".

La película se centra principalmente en los asesinatos selectivos de Israel, siguiendo el hilo del protagonista Avner (Eric Bana), el agente del Mossad jefe de otros 4 hombres que deberán eliminar a los implicados en la matanza de Munich. Asistimos a la progresiva degradación de Avner, que va perdiendo sus ideales, su odio a matar realmente, se convierte en un ser oscuro a medida que las ojeras y la palidez afloran en su rostro, acaba atormentado y sin entender el porqué de su misión (sólo le queda el amor de su mujer y su hija, ya ni siquiera cree en esa "patria" por la que luchaba). Es una película de continuas reflexiones y no, no se decanta por uno u otro bando, más bien yo creo que rechaza cualquiera de las dos posturas, la de israelíes y palestinos, ni los unos ni los otros, la violencia no es el camino como se dice en la película. Matando a unos líderes enemigos les sucederán otros peores.

Un reparto e interpretaciones muy buenos, a pesar de no quedar reflejado en los Oscar. Sí habrá que esperar al Oscar a la mejor película o al mejor director, quién sabe... De todos modos es una película polémica, así se está vendiendo, sin ir más lejos en Fotogramas titulan el reportaje "Y con Spielberg llegó la polémica".

Es difícil digerir a veces películas tan duras pero merece la pena realmente. Mi más sincera recomendación.

2 comentarios:

Charrabís dijo...

Totalmente de acuerdo con nuestra querida bloguera Ireth (que por cierto, algún día me explicará de dónde viene ese nombre, ¿no? que siempre le doy vueltas).

Un par de recomendaciones más para los preparativos pre-película:
- Ir bien cargado de tilas en el cuerpo, las necesitaréis a no ser que estéis acostumbrados a este tipo de films.
- En caso de dar asco la sangre, tiros, chorros rojos, y partes del cuerpo colgando del techo; es recomendable no verla, o en su defecto, estar 1/3 de la peli con los ojos bien cerradicos.
- Estar preparado para salir pensando en todos los conceptos que toca: patria, amor, familia, país, guerra, religión, individuo/sociedad, terrorismo/ejército/poder...
Para nada es la típica película de tiros, efectos especiales, rubias y patadas. Aquí hay que pensar.

Si estos tres preceptos se cumplen más o menos, la película os encantará como nos ha gustado a nosotros.

Una última recomendación:
- Ir a verla después de haber comido con gente maja y estupenda con la que te lo pases realmente bien. Éste fue el mejor punto del día sin duda.

Ireth dijo...

Gracias por la parte que me toca de la gente maja y estupenda que dices jeje.

Sí, hay que saber digerirla. Tampoco veo especial "cantidad" de sangre (aunque no escasee), el problema y lo que se hace duro es la crudeza de las mismas y el contexto en el que se producen los hechos, parecen más reales o cercanos que otras películas de ficción (sin ir más lejos por ejemplo las de terror) en las que hay litros y litros de sangre...

Lo de Ireth no será por no habértelo dicho... si es que... es mi nombre (María) en élfico (supuestamente), me gusta como suena.

Saludos Charrabís.