viernes, febrero 24, 2006

Tartufo o impostor de Molière


Como ya va siendo habitual últimamente, nueva obra de teatro: el Tartufo de Molière.

Si hay que resumir la función en una palabra ésa es Diversión. Risas y gracias continuas. No había tenido la oportunidad de ver una obra de estas características que aplicara la llamada Commedia dell'Arte, en la que se encuentra el teatro dentro del teatro y el trabajo de los diferentes actores y sus papeles en la puesta en escena.

La versión y dirección corren a cargo de Luca Franceschi que ha realizado una adaptación del texto de Molière para cinco actores conservando la idea general del original.

El tema, la hipocresía fundamentalmente religiosa de Tartufo.

Una puesta en escena muy dinámica, jugando con la música, el escenario, la plasticidad y agilidad de los actores... En fin, esta vez soy más breve en la crítica u opinión.

Muy recomendable para pasar un buen rato a la vez que se ve una buena obra algo diferente de lo que podemos encontrar normalmente. Y, cómo no, mención especial merece ese cuadro de la madre de Orgón (y también del único Ministro que trabaja).

6 comentarios:

Rickk dijo...

Muy bueno, sí señor, realmente bueno. Un espectáculo verdaderamente espectacular, sabiendo actualizar el humor creando una variante moderna de uno de los mejores cómicos de la Literatura (como mi querido Plauto -aunque me guste más Terencio-, je, je).

Cosas a destacar de la obra: Como ha mencionado nuestra queridísima Blogger, el famoso cuadro parlante y móvil (con los sustos que pega a nuestro pobrecito "personaje lelo" y sus abundantes chistes, como el de "tenía una inteligencia así", ja, ja, ja). Por otra parte, mencionar cabe sin duda la gran comicidad de nuestro "personaje lelo" / Valerio ("¿Quién eres? Valeeeerio. ¡Ahhh!", je, je), la de las perversiones sexuales de nuestro amigo Tartufo, los cortes repentinos de la obra para mostrarse los actores como actores y no como personajes, la buena actuación de éstos (la pasividad e ingenuidad del admirador de Tartufo, la criada sagaz "metomentodoslosfregaos", la mujer acosada por Tartufo,...),etc. Sé que me olvido de muchas cosas y -lo que más me atormenta- olvido precisamente lo que sé que me gustó más, pero ya sabéis que mi mente cada vez va peor en cuanto a memoria y mejor en cuanto a delirio, je, je.

En fin, una buena crítica aplicable a la sociedad, también a la actual, en la que se confía excesivamente en ciertos individuos que aparentan extrema virtud (por su cargo eclesiástico, político,...) sin poseerla.

Recomiendo sin duda esta gran obra para todo aquél que quiera pasar un rato muy agradable a la vez que reflexiona sin esfuerzo alguno.

Rickk dijo...

Olvidaba mencionar en el otro post -entre otras muchas cosas- la gracia tan intensa de cuando Valerio va intentando esquivar a su amada al creer que ella no lo quiere.

Ireth dijo...

Estoy de acuerdo contigo Rickky. Has tocado todos los puntos más cómicos de la representación. A mí también me gustaba mucho ese Valeeerio balanceándose en los postes "desdeñando" a su amada jeje. Lo que os dije, que la abuelilla del cuadro me recordaba mucho a la madre de Brian de La vida de Brian.

Antonio Manuel dijo...

Sí, sí... si yo estoy de acuerdo con los dos porque también la vi;... pero vamos... que nunca os contraten como críticos en un periódico o les contaréis siempre el final a los lectores!! jajajajaja!!!... Qué destripada de obra os habéis metido!!!

Pd: Os habéis dejado el gang del cuchillo y el técnico muerto!..jejeje!

Ireth dijo...

Jajajaja. Oye, oye, que yo no he visto que haya desvelado tanto... Pero muy bien, tú has añadido la banderilla final. ;-)

Rickk dijo...

Pues, cierto, lo del cuchillo puede entrar dentro de ese gran bloque que he denominado "cosas graciosas pero que mi mente había olvidado", je, je. Y sigo estando seguro de que aún olvido algo...

Bueno, saludetes, mozos.

Lord Rickk von Trilogy.