domingo, febrero 19, 2006

Solas




Nueva obra de la que he disfrutado en el Principal: Solas, adaptación teatral de Antonio Onetti de la película de Benito Zambrano.

A la cabeza del reparto dos "monstruos" de la interpretación: Lola Herrera en el papel de Rosa (la Madre) y su hija en la vida real y en la ficción Natalia Dicenta interpretando a María. Las dos nominadas a los premios teatrales Max. Yo destacaría también al entrañable Calos Álvarez-Nóvoa en el papel del Vecino. Se mezclan acento andaluz y asturiano en una obra de grandes interpretaciones respaldadas también por el resto del reparto.

"En una gran cuidad, que podría ser una de tantas y tantas ciudades que esta sociedad está impulsando, cada vez más vertiginosa, bastante despiadada, egoísta y deshumanizada, seres anodinos, simples seres humanos, son arrastrados a esa vorágine donde los sentimientos se van cubriendo, ocultando en lo más profundo del alma para no mostrar debilidad, para no sufrir, para sobrevivir. (...) Y ahonda aún más, nos muestra la deformación de las tradiciones arcaicas donde el hombre domina y ejerce despiadado su autoridad, tal vez porque así lo ha aprendido de sus mayores y sea la única vía que conoce para vivir". José Carlos Plaza

Una combinación de tramas en el escenario adecuada, así mientras la hija está por las calles emborrachándose, trabajando, etc., podemos ver al fondo a la Madre y al Vecino en casa o viceversa. Tramas y vidas que se entrecruzan: amistad, amor, soledad... sobre todo soledad.

Parece ser que la adaptación es muy fiel a la película de Zambrano que yo aún no he visto. En este sentido puede ilustrarnos mejor Antonio Manuel.

Una obra muy buena, que creo recibirá alguno de los premios a los que es candidata merecidamente.

2 comentarios:

Antonio Manuel dijo...

Efectivamente Ireth, gran obra y gran adaptación. No se pierde un ápice de aquella sentimentalidad que tan bien mostraba el film; es más, me arriesgaría a decir que incluso se acentúa más marcadamente en la versión teatral gracias a la cercanía actores/público.

Los problemas de adecuación escenográfica son solventados estupendamendamente por un escenario multifuncional que nos lleva a vivir dos historias paralelas en el mismo momento en el que trascurre el hilo argumental principal. Las limitaciones de localización se salvan con rápidos cambios dentro del mismo escenario, e incluso con efectos sonoros y de iluminación.

Capítulo aparte merecen las excepcionales actuaciones principales y los múltiples temas, y su significación, que toca la historia... pero eso ya sería enrollarse demasiado, y la blogger no me paga las crónicas por palabras... todavía!

En resumen, una muy recomendable película (galardona entre otros premios con 5 Goyas), y una muy recomendable obra teatral (ya ganadora de algún premio y próxima triunfadora de los Max).

Ireth dijo...

Gracias por tu magnífica y desinteresada crónica Antonio Manuel!!!! No esperaba menos de ti. ;-) Eso sí, va a estar un poco chungo eso de pagarte en plata jeje.