miércoles, mayo 31, 2006

El código da Vinci ***



Sí, lo admito, he visto El código da Vinci de Ron Howard. Y sí, lo admito, me he leído El código da Vinci de Dan Brown. Resultado: tanto el libro en su momento como la película ahora me han resultado entretenidos y agradables.

No entiendo a qué tanta crítica a la película y las sonadas risas de los críticos en el pase de prensa... La verdad, el film está bien hecho, las interpretaciones son buenas, la historia es fiel a la novela. ¿Qué querían? Hay películas y libros para cada momento, si uno quiere entretenerse ha dado en el clavo. No hay que buscar mayor trascendencia ni intríngulis: desconectemos y "vivamos" una historia algo inverosímil pero amena, y atractiva por el tema.

Si tengo que destacar algo, sería el discurso inicial de Robert Langdon (Tom Hanks) sobre el diferente significado de los símbolos de la humanidad a lo largo de la historia y las coversaciones sobre la religión: qué debe hacer un descendiente de Jesús, acabar con la fe o renovarla. Escepticismo, Opus Dei, Vaticano, etc.

Como punto original, las recreaciones de momentos históricos pasados que se plasman sobre la escena actual, están construidas de tal manera que semejan cuadros por el colorido y el tratamiento de las figuras. Muy buenos para mi gusto.

En fin, que El código da Vinci se deja ver y leer perfectamente. A veces no hay que ser tan exquisito.

18 comentarios:

El-Aragon dijo...

Ni he leído el libro, ni he visto la película (tampoco es que me llamen especialmente la atención).

Creo que el Código, tanto el libro como el filme, es uno de ese tipo de obras que dan prestigio a un crítico si se mete con ellas. Por eso creo que se ha montado toda esta campaña y por eso están tan contentos Dan Brown y los productores, porque la polémica vende.

Ireth dijo...

Sí, está claro que a mayor polémica mayor beneficio económico. También vino bien el temita del supuesto plagio. Además, estas películas, aunque realmente sean malas, tienen éxito de taquilla asegurado por el boom del libro y la campña publicitaria consiguiente. C'est la vie!

JoseAngel dijo...

Es la película de las coincidencias imposibles... como tantas otras. Bueno, para eso está el cine de escapatoria, para imaginarte un rato que la realidad tiene más coherencia y más intriga de la que realmente tiene. Durante un rato.

Ireth dijo...

Tú lo has dicho José Ángel, "cine de escapatoria". Es una película simplemente comercial que busca entretener al público que se sienta en la butaca frente a la pantalla sin muchas ganas de pensar, lo que tampoco quiere decir que no piense nunca o que no "consuma" otro tipo de cine con más miga.

De todas formas siempre ha habido un debate sobre la literatura y las artes en general y el entretenimiento, a lo largo de la historia todo aquello que pertenecía a un género humorístico se ha infravalorado con respecto a "lo serio". Bueno, muchas veces sólo hay que ver el resultado de los premios, en cine a papeles dramáticos de transformación física, etc., etc., etc.

Para mí que una obra entretenga es fundamental, porque quiere decir que de algún modo ha captado la atención del receptor.

Y, evidentemente, "El código da Vinci" no va a pasar a la historia como libro o película "de calidad" sino como fenómeno de masas.

Un saludo!

Fer dijo...

Me alegro de que salgas del armario y proclames que lo has leído y la has visto ;-P Yo no lo he hecho (de verdad eh, no lo digo desde dentro del armario...), pero comparto totalmente tu actitud. El cine y la literatura TAMBIÉN son entretenimiento sin más. Qué más da que lo que digan sea mentira o que haya errores, o que los romanos de Ben-hur lleven reloj, o cosas así que desquician a muchos. Me hace mucha gracia la gente que se lo toma en serio y organiza conferencias (en serio, he visto carteles) para desenmascarar las mentiras del libro y demostrar con carbono 14, 15 e incluso 16 que Jesucristo estuvo demasiado ocupado para tener hijos. En fin, disfrutemos de la literatura y el cine como nos apetezca, que para eso está.

Un besazo Ireth!

Ireth dijo...

Hola Fer! No me importa en absoluto reconocerlo, ¿por qué iba a importarme? Cada cual que piense lo que quiera ;-). Estoy totalmente contigo en que hay cine y literatura exclusivamente de entretenimiento, y si consigue entretener ya tiene su mérito. Hay algunos casos que, además de esto, suman la calidad, y eso son las obras de arte jeje! Pues sí, hay algún individuo por ahí al que le valdría más preocuparse por cosas más importantes y útiles para la Humanidad.

Saludetes Fer!

Barb dijo...

Totalmente de acuerdo con todo lo que tu dices en tu post :) un besico!!!

Ireth dijo...

Hola Barb! Cuánto tiempo! Espero que todo te vaya genial. Pues sí, el debate ya eterno acerca de "El código da Vinci" sigue abierto, y guste o no consiguen que no dejemos de hablar de él.

Hoy he vuelto a leer en el Dominical del Periódico un artículo sobre lo mismo y, de nuevo, una postura radical. El artículo es "El código descabellado" y lo firma Felipe Benítez Reyes. Entre otras lindezas califica el fenómeno de "pandemia" y dice:

"A estas alturas, el género humano puede dividirse en tres castas intelectuales: la de aquellos que han leído la novela de Dan Brown, la de quienes están a punto de leerla y la de los que nunca la leerán".

También dice que el éxito de "El código da Vinci" se debe a "Nuestra necesidad congénita de que nos diviertan con tonterías, por ejemplo". Añade que todo es un auténtico disparate. Mira que le gusta a la gente exagerar...

Y concluye con algo que sí comparto en cierto modo:

"No he conocido a lectores tan entusiastas, en fin, como los de esta ficción, quizá porque se trata de lectores ocasionales a los que emociona no la novela en sí, sino el prodigio mismo de la lectura. Ese es quizá el verdadero milagro de "El código da Vinci": hacer que la gente abra un libro y se adentre en sus laberintos fantasiosos, así se trate de laberintos risibles. Pero algo es algo".

En fin, otra contribución más a la polémica, nada más...

Rickk dijo...

Nobles saludos.

He de admitir que yo NO me he leído El código Da Vinci ni he visto la película, aunque quizá vaya algún día a verla, no sé. La verdad es que no es una historia que me interese mucho. Yo soy de ésos a los que les da igual que Jesucristo no tuviera hijos o que fuera un conejo. Al fin y al cabo, qué pasa, ¿que iban a ser super-hombres? Sí, no, ¿y la divinidad se divide en mil partes, no te jode? Ahora en vez de ser tres: padre, hijo y espíritu santo, son cincuenta mil... El caso es que -resulta evidente- si Jesucristo realmente existió, de Xristós no tendría nada, y eso de hijo de Dios ya ni hablemos (porque me podría enrollar horas y horas hablando).

Previamente a cualquier lectura de Dan Brown, me da la impresión de que sea un escritor bastante mediocre pero con una campaña publicitaria multimillonaria de esas que del fango te sacan a príncipe. Todos sabemos que el dinero mueve montañas y, ocasionalmente, crea lectores. Me imagino, por lo que dice todo el mundo, que sí, que sus obras serán entretenidas (en cuanto a mí, ya sabes, Ireth, que soy muy exquisito a la hora de elegir lo que leo y no creo que me resulte entretenida. Me imagino que si me pongo a leerla será jugar al juego de "descubre los 666 errores y envíanoslos a la dirección de correos 666 para entrar en el sorteo de un coche", ja, ja, ja. En lugar de meterme en la historia me ocurriría eso -yo creo). La verdad es que muy original no debe de ser el tío, porque, por lo que me han contado, tanto Ángeles y Demonios como El código Da Vinci empiezan por un asesinato. Y me imagino que el esquema será el mismo... pero bueno. Siempre lo he dicho: Al que le guste, que le guste. Y al que no le guste, que no le guste. Por cierto, según fuentes muy cercanas a mí, quizá no todas, pero sí al menos algunas de esas conferencias de El Código Da Vinci eran de tipo sectario (vamos, sectas que intentan captar gente). Y de cierto que esas charlas estaban llenas de gente (mucha gente anciana, por cierto, según lo que me ha contado gente que ha ido y se ha pirado en cuanto le ha sido posible... Y al parecer debía de haber bastante fervor religioso en ellas...). Bueno, saludetes y no os dejéis atrapar por ningún tipo de secta. Y disfrutad con la lectura, que es lo importante, y también con el cine.

Richi.

Ireth dijo...

Sí Rickk, desde luego cada cual elige lo que lee, no faltaba más! (bueno, como excepción de las lecturas obligatorias de la carrera claro jeje). Aun así, creo que, de vez en cuando, hay que relajarse, disfrutar y no andar buscando los fallos históricos o de otro tipo que nos vayamos encontrando en un libro o película, porque si no vaya estrés! Eso se puede hacer a modo de juego o entretenimiento erudito ;-).

Las sectas siempre han gustado de temas atractivos a la población para captar a la gente: Egipto, la sanación, ahora "El código da Vinci" y claro que hay que tener cuidado con estos temas, sobre todo la gente susceptible y fácilmente influenciable.

Y te apoyo totalmente en que disfrutar del cine, la literatura o cualquier otro arte es lo fundamental!

Rickk dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, vamos, como siempre. Ciao.

Richi.

P.D.: Saludetes y suerte con los exámenes. Ya van quedando menos...

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
david dijo...

hola compañeros, ya esta aki de nuevo luna dando un poco de mal. Aver vamos por puntos:

1-Completamente de acuerdo en que cada uno elige lo que quiere leer y no se dice lo que se ha de leer porque a lo mejor un tipo de genero o un determinado autor a mi me parece fascinante pero a antonio le parece una bazofia. Lo dicho para los gustos los colores.

2-El codigo da vinci deberia aver sido visto como una novela y como un film, es decir como puro entretenimiento. El problema es que la iglesia no sabe distinguir entre ficcion y realidad y ha vuelto "a mear fuera del tiesto" criticando a la obra. El libro no esta diciendo que la historia del cristianismo sea falsa sino que plantea una historia diferente pero por puro entretenimiento, es una variante igual que por ejemplo en otros films por ejemplo en el genero amoroso el final no siempre es el mismo sino seria aburrido y repetitivo.

En este caso creo que es igual, solo es una variante del resto de peliculas religiosas para que no sea la misma historia de siempre.

3- Yo tambien he leido el libro (mucho antes de enterarme que estaban haciendo la pelicula)y me parece una gran obra, pero en cambio la pelicula me parece horrorosa ya que se supone que se hizo por el gran éxito que cosecho el libro pero le falta mucha fidelidad, por no hablar de la interpretacion de tom hanks que me parece penosa (si os fijais esta toda la pelicula con la cara rigida como si estuviera enfadado), en cambio la del monje albino me gusto bastante su interpretación.

Un saludo a todos

Ireth dijo...

Hombre!, otro lector de "El código da Vinci", sí al final somos unos cuantos a los que además no nos importa reconocerlo... jeje.

Veo que te gusta nombrar y comparar con Antonio en los comentarios ;-).

Lo que dices de variar argumentos es cierto, se busca sorprender para atraer al público, al lector, lo que sea en cada caso. La clave es impactar y este tipo de temas tienen morbo.

La verdad es que a mí la actuación de Tom Hanks no me disgustó, no sé... y la peli me pareció bastante fiel a la novela.

Un saludo! Y sigue comentando!

david dijo...

claro que no importa reconocer que he leido un libro aunque su titulo sea el codigo da vinci, porque iba a arrepentirse uno de hacer uno de los placeres que nos ofrece la vida?? yo soy de las personas que si he hecho una cosa pienso que no hay que arrepentirse (a lo hecho, pecho) y menos si es uno de mis pasatiempos favoritos y creo que muchos de vosotros os sorprenderiais si vierais alguno de los titulos que he leido

PD: Tranquila que cito a Antonio de manera ocasional pero no te pongas celosilla jeje

Antonio Manuel dijo...

Joer... para un tema en el que no me metí en su tiempo y termino apareciendo sin saber la razón...

Que sí hombre, que sí, que ya sabes, David, que yo respeto todos tus gustos aunque no los comparta... y no creo que nunca los haya calificado como bazofias!!... ¿o es que me lees el pensamiento, pillín?... jajajaja! ;-)

Que cada uno lea, vea, escuche lo que quiera y le guste, que si todos tuvieramos las mismas preferencias la cosa sería muy aburrida y no podríamos discutir de nada!... y ¿qué sería de la vida sin discusiones?...

Rickk dijo...

Buenas.

Nos estamos volviendo muy nietzscheanos, ¿eh?, ja, ja (yo ya lo era desde hacía tiempo, como habréis comprobado).

Bueno, pues nada, simplemente apunto que justamente lo que ha logrado que El código da Vinci sea tan "best seller" (aparte de lo que se habrán gastado en publicidad) es el hecho de que juega (por lo que me han contado. Ya sabéis que no me gusta criticar sobre algo que no he leído / visto / oído), según me parece a mí, con si la historia que se cuenta es verdad o no (y os puedo asegurar que conozco algún que otro caso de persona que se cree todas esas mentiras y bobadas que dicen los libros de ficción). En fin, que para disfrutar leyéndolo, bien. Pero para creérselo, no. Hacéis muy bien haciendo lo primero y no lo segundo. Muchos abrazotes / besicos.

Richi.

Anónimo dijo...

I find some information here.