jueves, mayo 25, 2006

Una noche con el Brujo

GRANDIOSO.

Esa es la palabra. Ayer por la noche pude asistir a la primera de las obras que el Brujo representará en el Teatro Principal de Zaragoza estos días: Una noche con el Brujo. Y me encantó, reconozco que en los primeros momentos me costó un poco entrar en la dinámica de este actor tan peculiar, pero luego me atrapó. No lo había visto nunca antes en acción y no sabía exactamente qué me iba a encontrar pero confiaba totalmente en ese personajillo tan querido que me lleva a ver unas cosicas... ;-)

La obra consistía en una especie de refrito de las actuaciones que Rafael Álvarez, el Brujo, ha ido interpretando a lo largo de los años: textos de Santa Teresa, Quevedo, Cervantes, Antonio Machado, etc. Todo ello combinado con episodios o aspectos de su "vida" que no hacían más que desatar la risa del público una y otra vez. De nuevo, a destacar, la cercanía.

Además, por su contenido, la función era ideal para los filológos, además de estos textos de los autores mencionados, la introducción del Brujo sobre el seseo, el ceceo, y sus continuas críticas a los académicos y sus muchas veces absurdas notas a pie de página para explicar palabras "raras" fueron buenísimas!!!!

Gran parte de la obra fue ocupada por un texto de Quevedo, que yo ya conocía, por mi atracción a las cosas que se salen un poco de lo normal, la norma o el decoro. No sé si os sonará pero a lo mejor es un descubrimiento para vosotros. Aunque no os lo creáis, en los Siglos de Oro se escribían cosas divertidas, sí, sí, os lo prometo :-). Lo que leyó fue un fragmento de Gracias y desgracias del ojo del culo (dirigidas a Doña Juana Mucha, Montón de Carne, Mujer gorda por arrobas).


No hay contento en esta vida
que se pueda comparar
al contento que es cagar.

En fin, que había que estar allí para disfrutarlo, la verdad. Jugó también con la concepción misma de la obra y su estructura: con su mordacidad hablaba que era una obra de vanguardia (para justificar una pobre escenografía), con un descanso antes de comenzar en el que él seguía hablando (el primer descanso aplaudido de la historia), etc., etc., etc.

El público estuvo totalmente entregado. Si el de Zaragoza tiene fama de ser muy duro con las interpretaciones y representaciones, estrenándose algunas obras aquí para ver la reacción del público (si gusta aquí, gustará en todas partes, somos así de críticos... jeje), ayer aplaudía una y otra vez a lo largo de la obra, a cada momento. Y, al final, prácticamente la totalidad del patio de butacas se levantó a aplaudir, las luces se encendieron y el Brujo invitó al público a la representación de la próxima semana: San Francisco, juglar de Dios.

Esta obra ha dejado el listón muy alto y no creo que la próxima la supere. Aun así, estoy segura de que realmente merecerá la pena.

5 comentarios:

El-Aragon dijo...

Me alegro que disfrutaras. La primera vez que fui al teatro en Zaragoza fue a ver a El Brujo con el Lazarillo de Tormes y me aburrí un poco (dí que también era pequeñín)

Antonio Manuel dijo...

INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable
INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable INSUPERABLE insuperable
IN-SU-PE-RA-BLE!!! ...


Podría seguir... pero tengo un examen demasiado próximo!... ;-)

Ireth dijo...

Jajajajajaja, se puede decir algo más de lo has dicho Antonio? Has resumido todo con una sola palabra. Pues sí, el-aragon, disfruté de la función.

Oye, Antonio, mirando tu escueto y clarificador comentario, me he dado cuenta de que algunos lo calificarían de poema vanguardista visual o algo así jeje ;-) Y, ahora que te has pronunciado, vuelve con tu examen. ¡Ánimo!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.